• febrero 21, 2022

  • Escuchanos en Vivo

    Farruko no volverá a cantar su éxito mundial “Pepas”

    La canción “Pepas”, del puertorriqueño Farruko (30 años), fue uno de los mayores hits del verano boreal 2021 en todo el mundo, no solo en los países hispanohablantes, y sigue siendo de los temas que suenan en las discotecas.

    Fue la canción del año, según la revista Time, que la eligió por encima de otras composiciones en las que participaban artistas de fama internacional como Justin Bieber o Taylor Swift.

    “Ninguna canción capturó mejor el éxtasis supremo de resurgir en el mundo después de un largo año de distanciamiento social que la estimulante y exuberante ‘Pepas'”, dijo la publicación estadounidense en uno de sus artículos de balance de año.

    El tema tiene más de 700 millones de reproducciones en Spotify y más de 600 millones en YouTube.

    Pero casi ocho meses después de haberlo lanzado, catapultando al artista al éxito mundial, Farruko se arrepintió y pidió perdón por haberlo creado.

    El estribillo de la canción dice lo siguiente:

    Pepa y agua pa’ la secaTo’ el mundo en pastilla’ en la discotecaPepa y agua pa’ la secaTo’ el mundo en pastilla’ en la discotecaDesacata’oEmpastilla’o

    La palabra “pepa” difiere su significado según cada país, pero en este caso se refiere a drogas sintéticas como el éxtasis, pastillas que requieren que quien las consume ingiera también mucha agua para no deshidratarse.

    En un concierto que dio el viernes 11 de febrero en Miami, EE.UU., Farruko dijo: “Yo no sabía el mensaje que yo estaba diciendo en mis canciones”.

    “Con todo lo que ha pasado en mi vida puedo decir que Dios está bregando (trabajando) conmigo. (…) Sabe Dios a cuántos de sus hijos les hice daño”, expresó, aunque no fue claro respecto a qué se refería con lo que le había sucedido.

    Y agregó: “Hoy en día me paro como un varón a decirles que me perdonen como ser humano porque el amor empieza por el perdón”.

    Si bien intepretó “Pepas”, no cantó su estribillo. Farruko incluyó en su discurso numerosas referencias religiosas y a Dios, algo que ha venido haciendo con mayor frecuencia en sus redes sociales desde fines del año pasado.

    Según aclaró el artista días más tarde en Instagram, todavía está obligado a incluir el hit en sus conciertos ya programados.

    “Tengo contratos, compromisos, que no puedo simplemente darles la espalda, porque hay cosas legales de por medio”, dijo.

    Nuestras redes: